Como cada año, la Escuela abrió sus puertas a las promociones que hace sólo 50 y 25 años se graduaron en nuestra querida institución.  Una noche para el reencuentro, la risa nostálgica, la celebración de la vida y el tiempo que nos trae los momentos compartidos.  ¡Gracias especiales a ALE DEL BONO y ARIEL YUSTE!