FUNDAMENTACIÓN

La proyección pedagógica de la Orientación en Ciencias Sociales pretende introducir a los estudiantes en la comprensión de la realidad social desde la reconstrucción genealógica, perspectivística y compleja. De este modo, brinda la posibilidad de visualizar y analizar los procesos históricos, económicos, sociales, políticos en el marco de una epistemología de la complejidad, permitiendo el acceso a nuevos conocimientos de la realidad, a partir de la problematización que requieren hoy estas ciencias. La reflexión sobre las diferentes nociones que  han utilizado las Ciencias Sociales para dar cuenta del proceso de construcción del conocimiento resulta una relación imbricada con aspectos metodológicos y epistemológicos de toda investigación en el campo que estas ciencias delimitan. La realidad social estudiada en forma compleja permite, a su vez, plantear una alternativa epistemológica a toda postura reduccionista, pretendiendo la reinserción del sujeto en el proceso de conocimiento desde la explicitación de las dimensiones lingüística, política, social, histórica, antropológica, filosófica y cultural. Las diferentes problemáticas sociales serán abordadas desde la articulación de los saberes curriculares propuestos e incluyendo los debates epistemológicos que ellos suponen. Así, la metodología en las Ciencias Sociales enfrenta desafíos de tipo teórico-epistemológico, como es la identificación de conceptos que tengan coherencia con el objeto de estudio y con la metodología a implementar; y desafíos que refieren a la interpretación del mundo, en el que los significados realizados por los sujetos producen realmente ese mundo. Esto genera preocupaciones que se vinculan con los marcos teóricos y con el relevamiento de un mundo previamente interpretado por los propios actores sociales. Por ello, es prioritario plantear la mediación en la indagación y, por supuesto, en la construcción del conocimiento en las Ciencias Sociales. Esta mediación estaría dada por los instrumentos conceptuales y epistemológicos que desde diferentes marcos teóricos, conceptuales y epistémicos analizan el universo que se constituye en objeto de estudio de estas ciencias. Así, se establece una relación concreta entre los campos disciplinares que integran la Orientación y las diferentes lógicas de comunicación del conocimiento social producido propias de cada disciplina. Desde los diferentes espacios curriculares, propios de la Orientación, se propenderá a la iniciación de los estudiantes en aprendizajes ad-hoc, desde una perspectiva multidimensional, que posibiliten el análisis de los dilemas que atraviesan a la sociedad contemporánea, contribuyendo a la formación de una conciencia histórica, crítica y reflexiva. Esto conlleva implícitamente la necesidad de contribuir a la formación de ciudadanos plenos, comprometidos con su tiempo y con la sociedad en la que viven junto a otros iguales, en un momento en el que la idea de pertenencia a una nación con un destino común a otros países latinoamericanos, obliga a pensar en la construcción de un imaginario colectivo compartido, atravesado por las vivencias, las reflexiones y los problemas que abren nuevos interrogantes sobre la identidad latinoamericana en el contexto mundial. Se tornan esenciales dos tareas, a saber: la de configurar a América Latina como objeto de conocimiento; y la de explorar críticamente las categorías de análisis y la cosmovisión con las cuales se procede a su abordaje. Las Ciencias Sociales, desde su especificidad, adquieren una relevancia propia al constituirse en herramientas de desnaturalización de las realidades supuestamente dadas, indagando sobre los conflictos inherentes a toda sociedad, para intentar responder a viejos problemas o a nuevas demandas; pero teniendo en cuenta siempre a los sujetos que interactúan, sus intereses, sus valoraciones éticas, sus proyectos a futuro, y los instrumentos con los que se cuenta para trabajar en forma conjunta pensando soluciones alternativas y transformadoras. Atendiendo a todo lo bosquejado, para la enseñanza de las Ciencias Sociales en el Ciclo Orientado, se considera apropiada la planificación de ejes vertebradores de contenidos y procedimientos que hagan posible que los estudiantes se apropien de los conocimientos, que a su vez les permitan posicionarse en lugares que habiliten las prácticas dialógico-argumentativas y la fundamentación autónoma, construyendo miradas críticas, innovadoras y provistas de sentido para la comprensión de las representaciones simbólicas (propias del conocimiento humanístico y social) del mundo en el que viven y al que van a tener acceso, desde la interpretación de sociedades lejanas hasta su entorno social más cercano. La resolución de problemas, los estudios de casos, el debate, las estrategias lúdicas y las que posibilitan la expresión en lenguajes y formatos diversos posibilitan el abordaje de lo social de una manera significativa, involucrando en la reflexión las situaciones vividas y recreadas a partir de recursos no convencionales para las Ciencias Sociales. De este modo, se potencia el pensamiento divergente y creativo.

PROPÓSITOS DE LA ORIENTACIÓN

La formación específica de las Ciencias Sociales tiene como finalidad prioritaria la formación de jóvenes estudiantes para ser protagonistas transformadores de su comunidad y de su tiempo, como ciudadanos plenos, conscientes de su lugar en el mundo. En función de ello, la propuesta educativa de esta orientación, se plantea como objetivo formar estudiantes como sujetos de derecho, que se proyecten en estudios superiores y que puedan insertarse en el mundo delt rabajo, asumiéndose como sujetos activos en la vida política y democrática; participando solidariamente, aceptando la otredad en el marco del respeto a lo considerado diferente. Para ello es imprescindible fortalecer capacidades vinculadas no sólo al desarrollo intelectual, sino también emocional, comunicativo y ético, desde una pedagogía crítica que integre la diversidad de perspectivas, visiones y experiencias. En relación con la formación de los estudiantes, se pretende:

  • la formación de un ciudadano pleno: crítico, responsable y participativo,
  • la definición de un proyecto personal de vida que se sustente en los valores delreconocimiento de la otredad, el respeto por el otro, la justicia y la equidad,
  • el desarrollo de un pensamiento crítico y reflexivo que posibilite el reconocimiento de símismo y la búsqueda de sentido en relación con la propia vida,
  • el conocimiento solvente de marcos teórico-conceptuales de las Ciencias Sociales que habilite a diversos/múltiples análisis de la realidad social,
  • el manejo de estrategias y herramientas que permitan una adecuada inserción en un mundo del trabajo cambiante y que demanda permanentemente de nuevas competencias,
  • la apropiación y el uso pertinente de recursos y técnicas propias del conocimiento social, en particular las que se vinculan con el empleo del lenguaje escrito y oral de manera competente y con el análisis crítico de las producciones culturales.

SABERES Y CAPACIDADES DEL EGRESADO

Los saberes y capacidades que se enuncian a continuación son los que proporciona la enseñanza de las Ciencias Sociales a lo largo de toda la Educación Secundaria, entendiendo que existe una gradualidad en su adquisición por parte de los estudiantes de acuerdo con la trayectoria por el nivel. La Orientación en Ciencias Sociales ha de profundizar en las dinámicas que favorezcan la apropiación de dichos saberes y capacidades. La Escuela Secundaria, durante el Ciclo Orientado del Bachillerato en Ciencias Sociales, propiciará en los estudiantes: la subjetivación como ciudadano responsable, participativo y transformador de su realidad social, a partir del conocimiento de las herramientas intelectuales adquiridas durante el trayecto de la formación orientada en Ciencias Sociales, la formación como sujeto histórico que se reconozca en la historia latinoamericana y pueda problematizar desde su lugar la realidad nacional, regional y mundial, el desarrollo de un pensamiento crítico–reflexivo, que le posibilite pensarse con un rol activo y lo constituya en sujeto transformador de la realidad social, capaz de construir su proyecto de vida en relación con la sociedad, el desarrollo de un pensamiento autónomo que le permita desnaturalizar las producciones culturales para asumirlas en su contingencia y propiciar cambios en orden a una sociedad más justa e inclusiva, la comprensión de los procesos sociales en su contexto y el análisis crítico de discursos sociales, la incorporación de prácticas argumentativas y reflexivas que permitan la contextualización de la realidad en la que vive, y promuevan la capacidad de planificar, organizar y resolver situaciones problemáticas concretas, el manejo de estrategias, técnicas y herramientas propias de las Ciencias Sociales, y de las nuevas tecnologías, además de categorías conceptuales, que hagan posible el trabajo de investigación y la producción de bienes culturales, el reconocimiento de los Derechos Humanos y el compromiso por garantizar su vigencia para todos, la aceptación de valores como la solidaridad, el respeto y la tolerancia en el trabajo colaborativo, reconociendo al otro como un par, igual en dignidad y derechos, y apreciando las diferencias personales, la habilidad de insertarse en el mundo laboral proactivamente y con sensibilidad social, valorando las prácticas de autogestión, las experiencias laborales cooperativas, y el fomento de proyectos estéticos-creativos.