FUNDAMENTACIÓN

El impacto que los conocimientos de las Ciencias Naturales tienen en la sociedad es cada vez mayor. Las decisiones y acciones implementadas son determinantes para definir proyectos personales y comunitarios, al mismo tiempo que condicionan la estabilidad y sustentabilidad de los sistemas de la Tierra.

Todos los ciudadanos tienen el derecho de acceder al conocimiento científico para explicar y comprender el mundo, interactuando con él propositivamente. La cultura científica ya no es exclusiva de un sector social, no pertenece a una élite. La finalidad es dar una formación en conocimientos y, especialmente, en valores, que favorezca la participación ciudadana responsable y democrática en la evaluación y el control de las implicaciones sociales de la ciencia y la tecnología.

El estudio de las relaciones entre ciencia, tecnología y sociedad en el marco de la Escuela Secundaria Obligatoria e Inclusiva, implica una transformación estructural y funcional, que en ocasiones problematiza, cuestiona y revive conflictos. También es una oportunidad para renovar concepciones y fortalecerlas. Se concibe la construcción del conocimiento científico como un proceso sistémico, abierto, en permanente renovación, con el protagonismo de la observación, la creatividad para la formulación e identificación de problemáticas e hipótesis, el análisis crítico y la controversia. Así, la ciencia se constituye en un proceso cultural con profundas raíces humanísticas y sociales. Desde esta perspectiva, la propuesta de enseñanza, debe favorecer una mejor comprensión de las relaciones mutuas entre ciencia, tecnología y los procesos sociales.

Las Ciencias Naturales tienen una larga y rica trayectoria de enseñanza en nuestro país. En los últimos años ha aumentado la preocupación acerca de qué aprenden y qué deberían aprender los ciudadanos sobre esta área del conocimiento.

Considerando las características y demandas actuales de los estudiantes, una reflexión al respecto debe conducir a pensar prácticas de enseñanza que posibiliten una mejor articulación entre cómo se arriba a los conocimientos científicos y los procesos que permiten su aprendizaje, abandonando lecturas lineales, para incorporar distintas dimensiones y metodologías de resolución, incorporando los aspectos metodológicos, empíricos, abstractos, sociales y también el aspecto contra-intuitivo de la ciencia.

Las interacciones entre los actores del proceso de enseñanza y aprendizaje con el objeto de estudio deben ser revitalizadas, favoreciendo la participación comprometida, responsable y crítica del estudiante, guiándolo más allá de las fronteras de su propia experiencia, familiarizándolo con nuevos sistemas de explicaciones, formas de lenguaje específico y nuevos estilos en la construcción y desarrollo de los conocimientos.

La tarea de enseñar y aprender ciencias y, en particular, Ciencias Naturales, presenta el desafío de las nuevas alfabetizaciones.

Alfabetizar científica y tecnológicamente significa proponer una forma de trabajo en la que se generen situaciones de enseñanza que recuperan las experiencias de los estudiantes con los fenómenos naturales, para que vuelvan a preguntarse sobre ellos. De esta forma, al elaborar explicaciones, corrigen, amplían y enriquecen los supuestos formulados, utilizando los modelos potentes y generalizadores de las Ciencias Naturales.

Las estrategias didácticas que surgen de este planteo favorecen el aprendizaje basado en la resolución de problemas, que implica la selección de problemáticas, la formulación de preguntas, el estudio de casos, la identificación de objetivos que guíen la investigación, la formulación y resolución de hipótesis. También incluye la búsqueda, organización e interpretación de la información y la implementación de modelos y experimentos, otorgando significado y sentido a los datos y resultados obtenidos.

Los contenidos y sus alcances en Ciencias Naturales deben posibilitar la formación de ciudadanos capaces de reflexionar y argumentar científicamente, conocer e interpretar y también elegir, decidir y actuar con responsabilidad. Esto hará posible la continuidad de estudios superiores y la inserción en el campo laboral, aspectos que se encuentran condicionados a los contextos, y a la exploración y profundización del propio conocimiento.

PROPÓSITOS DE LA ORIENTACIÓN

La Orientación Ciencias Naturales conforma una propuesta educativa que ofrece a los estudiantes la posibilidad de:

  • desarrollar capacidades de indagación científica escolar, exploración, reflexión, explicación, predicción y comunicación,
  • comprender la complejidad de las problemáticas relacionadas con las Ciencias Naturales,
  • identificar los temas de relevancia y actualidad de las disciplinas específicas de esta orientación, así como las formas de trabajo de la actividad científica,
  • realizar el ejercicio pleno de su ciudadanía interviniendo comprometidamente en problemáticas socialmente relevantes y/o controversiales,
  • construir progresivamente su autonomía para la toma de decisiones sosteniendo una actitud crítica y sensible,
  • realizar gestiones para integrarse al mundo laboral,
  • incrementar sus saberes como producto de haber aprendido a pensar, posibilitando la continuidad de estudios superiores.

SABERES Y CAPACIDADES DEL EGRESADO

El estudiante que egresa del Bachillerato en Ciencias Naturales habrá recibido formación general y especifica que lo capacita para su inserción social, laboral y para continuar estudios superiores.

En referencia a la formación general, está preparado para:el trabajo colaborativo, la relación y la interacción con otros y el reconocimiento del esfuerzo propio y de otros, la valoración de sus posibilidades de aprendizaje y progreso en los planos personal, laboral, profesional y social,la apreciación estética de las distintas manifestaciones culturales,la autonomía en las decisiones, anticipando resultados y proponiendo cambios, el conocimiento de los factores que inciden en el mundo del trabajo, sistema de derechos y deberes ciudadanos y los mecanismos e instrumentos para la participación crítica, reflexiva, solidaria, ética y democrática.

En la formación específica habrá afianzado la comprensión de las Ciencias Naturales como una construcción cultural con profundas raíces humanísticas y sociales, que ocurre en contextos históricos concretos, la interpretación de textos y la utilización precisa del lenguaje/vocabulario científico, la búsqueda y la sistematización de información utilizando criterios que permitan evaluar la fuente y la relevancia de los contenidos, la elaboración de producciones argumentativas, demostrando una visión amplia de los conocimientos científicos sobre fenómenos naturales y sus procesos de transformación, la utilización apropiada de materiales, instrumental básico y técnicas de uso habitual en trabajos de campo y laboratorios, e interpretación de modelos experimentales, el reconocimiento de la potencialidad de las TIC, aprovechando sus múltiples aplicaciones, la compresión de las acciones de retroalimentación, que se producen entre Ciencia, Tecnología y Sociedad, la identificación de los distintos intereses y relaciones de poder que son parte del proceso de producción, distribución y consumo de los conocimientos científicos y tecnológicos, la intervención y participación en las problemáticas relacionadas con las Ciencias Naturales, reflexionando en forma crítica y anticipando los posibles impactos a nivel personal, social, económico y ambiental, la comunicación e interacción con científicos y tecnólogos, valorándolos como expertos en sus respectivos campos de conocimiento y reconociendo el grado de responsabilidad que estos tienen en la toma de decisiones ante problemas socialmente relevantes.