Nuevos horizontes se asoman en la Escuela Vecchioli a pocas horas de la Maratón de Lectura.