La reconocida cadena de supermercados, a través de su Gerencia Zonal, realizó la primera acción dentro del innovador programa provincial de Padrinazgo Escolar. Ayer se hizo la entrega simbólica del cheque de 100 mil pesos, dinero que ya fue invertido para diferentes mejoras: la más importante es la instalación de un nuevo piso antideslizante en el gimnasio.

(Ezequiel Barberis). El inicio de las vacaciones convierte a la escuela Mario Vecchiolli como a tantas otras, por estos días, en un edificio silencioso. Sin embargo la mañana de ayer le devolvió, al menos por un rato, el sonido a risas y aplausos.
La Gerencia Zonal de La Anónima, en la figura de Mariano Cabral, hizo entrega del cheque simbólico por 100 mil pesos al establecimiento educativo, dinero que a través del programa de Padrinazgo Escolar le permitió a la institución realizar diferentes obras.
El programa es una iniciativa del Ministerio de Educación provincial a través del cual empresas privadas pueden realizar aportes a las escuelas para mejoras edilicias.
“La mejora más importante es la instalación de un piso antideslizante para el área de Gimnasio, que es el aula de educación física, lo cual provee mayor seguridad para alumnos y alumnas que concurren a la escuela”, contó a CASTELLANOS, María Eugenia Marzioni, directora del colegio.
“Necesitábamos de esta mejora desde hace muchos años, porque esta área es la más antigua del edificio. Pero a veces las prioridades hacen que uno se olvide de este tipo de espacios, que en el caso del gimnasio estaba casi con el piso original, y es difícil recordar cuándo había sido la última mejora. Así que esta obra es sustancial y durará mucho tiempo”, amplió.
En relación a las gestiones insistentes ante los diferentes niveles del Estado para conseguir fondos que permitan ejecutar obras, Marzioni dijo entender que “a nivel provincia debe ser tremenda la necesidad de todos, y es lógico que se prioricen obras ante inundaciones, problemas eléctricos, derrumbes o destrozos por tormentas. Es mucho más importante y urgente atender esos pedidos”.
“Pero la escuela tiene que estar permanentemente atenta, a través de la gestión, para solicitar fondos específicos para mejorar el establecimiento. Es un trabajo colaborativo, entre el equipo directivo, los supervisores que también avalan, la Delegación Regional que apoya, el Ministerio que recibe, pero también los docentes -que tienen que estar atentos a las necesidades y manifestarlas- y por supuesto la Asociación Cooperadora -que recibe los pedidos, se reúnen y debaten gratuitamente para administrar los recursos-. Entonces, cuando la labor es colaborativa, democrática y transparente, deriva en estos resultados», completó entusiasmada.

Generar efecto contagio

“Está muy bueno el programa de Padrinazgo Escolar”, manifestó por su parte el propio Cabral. “Es la primera vez que hacemos este sistema de padrinazgos en la provincia de Santa Fe. Fue un trabajo conjunto con la Directora del establecimiento, que jugó un papel clave en esto porque la gestión demanda una burocracia importante. Pero cuando se ve el resultado final, con las instalaciones así de lindas, entendés que el aporte de la empresa tuvo un destino meritorio, y es espectacular”, añadió.
El Gerente Zonal de La Anónima reconoció que muchas veces las empresas no hacen este tipo de acciones “quizás por el desconocimiento”. “Porque este es un sistema de padrinazgo no muy difundido, donde la firma puede destinar un importe de lo que tiene que abonar al fisco de la Provincia a un establecimiento educativo. En el medio tienen que existir las explicaciones, detalles y argumentaciones correspondientes, pero está buenísimo el mecanismo, porque si bien como empresa no se ahorra -ya que en definitiva el aporte sigue siendo el mismo-, se ejecuta una obra solidaria dentro de la comunidad en la que se desarrolla. La verdad, creo que es un círculo que cierra por todos lados”.
Cabral no obvió que, como toda ley, todavía tiene algunas cuestiones a analizar y para mejorar, como por ejemplo el monto máximo estipulado, «porque sería bueno que fuera mayor”. “Pero son detalles: lo importante es que esto se encuentra en marcha, y sería positivo que se genere un efecto contagio también en otras empresas», cerró.